Domingo, Octubre 21, 2018
   
Text Size

In order to view this object you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player

Powered by RS Web Solutions

CASAS PARTICIPO DE LA MISA EN HOMENAJE A MONSEÑOR ANGELELLI

El gobernador Sergio Casas, junto a fieles católicos que llegaron desde diferentes puntos de la provincia y el país, conmemoraron este domingo el 42° Aniversario por la muerte de Monseñor Enrique Angelelli, en la Ermita ubicada en Paraje El Pastor del departamento Ángel Vicente Peñaloza. En la oportunidad, se hizo entrega a Monseñor Colombo de los títulos de propiedad del predio donde se recuerda al mártir.

En un domingo soleado, el pueblo religioso se congregó en la Ermita que recuerda la vida y obra de Monseñor Enrique Angelelli, al conmemorarse el 42° Aniversario de su trágico fallecimiento.

La emotiva eucaristía fue presidida por el Obispo  Marcelo Colombo, bajo el lema “Toda la iglesia sangra en nuestros mártires riojanos, ellos son justicia y esperanza en medio de su pueblo”.

El encuentro, contó con la presencia del gobernador Sergio Casas; el vicegobernador Néstor Bosetti; el presidente de Tribunal Superior de Justicia, Luis Brizuela; el ministro de Gobierno, Alejandro Moriconi; de Infraestructura, Juan Velardez; de Desarrollo Social, Griselda Herrera; los diputados Ricardo Quintela, Renzo Castro y Florencio Bazán; los intendentes de Ángel Vicente Peñaloza; de Chilecito, Silvia Gaitán; de General Belgrano, Carlos Romero; de Rosario Vera Peñaloza, Cristian Pérez; secretarios del Ejecutivo, demás autoridades y dirigentes sociales.

Durante la ceremonia, ante la inminente partida de Monseñor Colombo por su designación como Arzobispo de Mendoza, se realizó una oración especial para el pronto nombramiento de un nuevo Obispo que guie a la iglesia riojana por el buen camino.

En este marco, se le hizo entrega de un humilde y significativo presente de parte de Coca, esposa de Wenceslao Pedernera, se trata de una pieza artística de arcilla en agradecimiento por su trabajo en la iglesia riojana, renovando la fe de cada religioso.

Al finalizar la ceremonia, se compartieron mensajes de diferentes comunidades religiosas para entender que Angelelli no está solo, que todo el pueblo argentino acompaña su lucha y la de sus compañeros. Además, se realizó la tradicional entrega de pan y se plantaron en el predio ejemplares de olivo.

El gobernador Casas sostuvo que “a 42 años de su partida, sus luchas están más vivas que nunca, con un pueblo que se para ante las injusticias, ante aquellos que buscan difamar y sembrar el odio”. “Hoy, en este lugar especial y sagrado, renovamos la fe para vivir con más solidaridad, compromiso, para vivir como verdaderos hermanos, alejados del  individualismo, de sectarismos y abrazarnos con la bandera de La Rioja y de la Patria”, manifestó.

Asimismo, pidió seguir el legado de Angelelli y poner la mirada en los más humildes, los más vulnerables y así, construir una Rioja con más igualdad y fraternidad, dejando de lado los odios y las peleas.

Por otra parte, Casas se pronunció en contra de las afirmaciones equivocas vertidas en un medio nacional y pidió respeto por la fe y la historia del pueblo riojano.

A su turno, el obispo Colombo se mostró movilizado por las muestras de cariño y amor de los riojanos, destacó que “es muy conmovedor en mis últimos días al frente de la iglesia riojana, poder unirnos en comunión en este lugar”. “Seguimos adelante en este compromiso con la justicia y la paz, con la evangelización sobre todo de los más pobres y excluidos que son llamados a formar parte de la iglesia”, sostuvo.

Mejoras en el predio

El primer mandatario provincial, entregó a Monseñor Colombo el título de propiedad del terreno donde se encuentra emplazada la Ermita, asimismo se conocieron Las mejoras realizadas en sanitarios, iluminación y la colocación del sistema de riego.

El recuerdo de una siesta trágica

A las 15 horas el gobernador y el obispo, junto a ciento de fieles, se congregaron sobre Ruta 38 a la altura en la que el Obispo Mártir derramó su sangre aquel 4 de agosto; cuando traía en el vehículo información calificada que con tanto dolor había recorrido, sobre la muerte de los curas Murias y Longeville.

“Quisieron acallar la voz el profeta y paralizar a un pueblo que se ponía de pie para tomar las riendas de su destino. Hoy, a 42 años de su muerte, venimos a ratificar nuestro compromiso de fe, por la justicia y la paz”, se escuchó a viva voz.

 

Chilecito L.R.

Radio On Line

Publicidad