Miércoles, Abril 01, 2020
   
Text Size

Realidad Social FM

SENADOR JULIO MARTÍNEZ “NECESITAMOS UN VOLUNTARIADO PARA LA EMERGENCIA SANITARIA”

El Senador Nacional Julio Martínez propone la creación de un “Voluntariado para la Emergencia integrado por estudiantes de los últimos dos años de Medicina, Enfermería y carreras afines, para colaborar con el sistema de salud frente a las epidemias de Coronavirus y Dengue”.

“En el mundo, el Coronavirus desbordó todos los sistemas de salud, y demostró, en todos los países, que los médicos y enfermeros no alcanzaron para atender los picos de demanda. Es por eso que estamos proponiendo este voluntariado, para nutrir al sistema de salud frente a la emergencia y reforzar el trabajo de médicos y enfermeros”, explicó Martínez.

Y amplió el legislador radical: “Entre las herramientas disponibles, entendemos que la conformación de este voluntariado con estudiantes de carreras afines a la salud, con una brevísima instrucción, que puede ser realizada por la propia universidad de cada uno de ellos, puede salir a la calle a colaborar con el sistema de salud. Los voluntarios pueden reforzar el sistema de paramedicina, e incluso ampliarlo si las jurisdicciones aportaran vehículos; pueden realizar la recepción de pacientes en los centros de salud para un primer chequeo de síntomas; o también pueden colaborar con los médicos y enfermeros en la atención de los pacientes.”

“El Ministro de Salud debe convocar a los Gobernadores de cada provincia, a los Intendentes, a las autoridades universitarias, a las Fuerzas Armadas y de Seguridad, para implementar con urgencia este voluntariado y anticiparnos a los hechos”, expresó Julio Martínez.

“Se trata de ponernos de acuerdo en qué puede aportar cada uno para dotar a los voluntarios del equipamiento de protección acorde a sus tareas, proveerlos de los seguros correspondientes y abonarle los viáticos que pudieren determinarse por el carácter de la labor desarrollada, así como equipamiento que cada uno pudiera aportar para ampliar su margen de intervención”, explicó el senador por La Rioja.

“Una pandemia es un momento extraordinario, como lo es una guerra. Y frente a una situación extraordinaria, necesitamos herramientas extraordinarias”, finalizó Martínez.

VOLUNTARIADO UNIVERSITARIO

PARA LA EMERGENCIA SANITARIA

Artículo 1º.- Mientras subsista la Emergencia Sanitaria dispuesta por el Decreto 260/2020, convócase a estudiantes voluntarios de los dos (2) últimos años de las carreras de Medicina, Enfermería y otras afines a los fines de conformar un Voluntariado Universitario para la Emergencia Sanitaria.

Artículo 2°.- El Voluntariado actuará bajo la coordinación del Ministerio de Salud de la Nación, y podrá desarrollar tareas de promoción de la salud, paramedicina y apoyo al personal médico de los efectores del sistema de salud.

Artículo 3°.- A los fines de la organización del Voluntariado, el Ministerio de Salud de la Nación convocará a representantes de los Ministerios de Salud de las Provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, y los Rectores de las Universidades Nacionales a las que pertenecen las Facultades de Medicina, Enfermería, Bioquímica, Kinesiología, Farmacia, Psicología y demás carreras del ámbito de la Salud que se considere pertinente involucrar.

Artículo 4°.- El Ministerio de Salud de la Nación autorizará a cada Provincia a incorporar a Voluntarios provenientes de las instituciones educativas de educación superior de jurisdicción provincial, que forman recursos humanos en Salud.

Artículo 5º.- Se deberá dotar a los voluntarios del equipamiento de protección acorde a sus tareas, proveerlos de los seguros correspondientes y abonarle los viáticos que pudieren determinarse por el carácter de la labor desarrollada.

Artículo 6º.- El Ministerio de Salud de la Nación coordinará con las instituciones educativas de las que provengan los voluntarios, el otorgamiento de certificados y créditos académicos por las tareas realizadas.

Artículo 7°.- Comuníquese al Poder Ejecutivo.

FUNDAMENTOS

Señora Presidenta:

La pandemia de Coronavirus (COVID-19) ha logrado desbordar al sistema de salud, sea por la carencia de insumos, como de equipos o personal.

En nuestro país, con el pico aún no alcanzado de la pandemia, los sistemas de paramedicina ya se encuentran desbordados, lo que se traduce en plazos de respuesta cada vez mayores, en algunos casos incluso de más de 24 hs.

Es por eso que venimos a proponer una herramienta que, en la emergencia, puede resultar de suma utilidad para mejorar la respuesta del sistema de salud.

Proponemos la conformación de un Voluntariado para la Emergencia integrado por estudiantes voluntarios de los dos (2) últimos años de las carreras de Medicina, Enfermería y otras afines.

El objetivo es que estos voluntarios, bajo la coordinación del Ministerio de Salud de la Nación, colaboren en el desarrollo de las tareas de promoción de la salud, paramedicina y apoyo al personal médico de los efectores del sistema de salud.

El Ministerio de Salud deberá dotar a los voluntarios del equipamiento de protección acorde a sus tareas, proveerlos de los seguros correspondientes y abonarle los viáticos que pudieren determinarse por el carácter de la labor desarrollada.

En caso de ser necesario, también planteamos la convocatoria a estudiantes del último año de enfermería de institutos terciarios, así como a profesionales de la salud extranjero que se encuentren en proceso de revalidación de su título universitario.

Las prácticas voluntarias asociadas a la salud existen en muchos lugares del mundo y funcionan muy bien.

Existen distintos programas de cooperación internacional, aunque la mayor cantidad se realiza a través de ONG como Amigos de Calcuta, Acoes, Agua de Coco, Aiesec, OAN International y AISE, sólo algunas de las organizaciones especializadas en este tipo de voluntariados.

Las ONG citadas realizan cursos o sesiones formativas para los voluntarios antes de que los mismos viajen al lugar de destino. Además, las mismas organizaciones suelen delimitar el programa con todas las tareas de los voluntarios y gestionar con ellos los permisos de viaje y seguros médicos aunque estos detalles dependen de cada ONG. Lo que sí es común a todas ellas es que la labor de los voluntarios suele estar orientada a la prevención y promoción de la salud debido a la situación sanitaria de los países de destino. Por ejemplo, Amigos de Calcuta presta servicios en la India, Acoes en Honduras o Ayuda de Coco en Madagascar.

Algunas de estas asociaciones también ofrecen la oportunidad de realizar voluntariados en el extranjero no sólo a médicos, sino también a otros profesionales sanitarios como son los enfermeros, los farmacéuticos y los psicólogos.

Otro tipo de voluntariado vinculado a la salud es el existente en Israel.

La Magen David Adom (MDA), o Estrella de David Roja, que es el servicio de emergencia de Israel, inició un programa para jóvenes de 15 a 18 años en 1993 para que cumplan las 60 horas de voluntariado que exige el Ministerio de Educación a los estudiantes de secundaria.

La MDA ofrece un curso de formación de 60 horas y, con sólo aprobarlo, ya cumplen con el requisito exigido por el Ministerio de Educación. A partir de ahí seguir como voluntario depende de cada uno.

Cada año unos 3.000 adolescentes se presentan a entrevistas para ingresar a la organización, un número muy superior al total de plazas disponibles.

El voluntariado en la MDA da experiencia en el manejo de emergencias médicas y, aunque la mayoría de las llamadas a la MDA no tienen que ver con trauma, los jóvenes están preparados para hacer frente a los casos complicados. Los que llevan al menos un año pueden asumir más responsabilidades, como la supervisión de voluntarios de menor edad. Alrededor del 35% de los adolescentes continúan su voluntariado después de prestar servicio en las Fuerzas de Defensa de Israel.

Frente a la extensión de la pandemia del Coronavirus, y la epidemia de Dengue que ya venía azotando a gran parte del territorio nacional, entendemos que debemos tratar de prevenir los inevitables desbordes que va a sufrir el sistema de salud.

En nuestro país, ya existen un par de convocatorias aisladas a voluntarios en las provincias de San Juan y La Rioja. Y esto es un motivo más por el cual es necesario darle un marco legal a esta tarea en el marco de la emergencia sanitaria vigente.

Entre las herramientas disponibles, entendemos que la conformación de este voluntariado con estudiantes de carreras afines a la salud puede resultar muy valiosa. Con una brevísima instrucción, que puede ser realizada por la propia universidad de cada uno de ellos, en pocos días, los voluntarios pueden estar colaborando con el sistema de salud.

Los voluntarios pueden reforzar el sistema de paramedicina, e incluso ampliarlo si las jurisdicciones aportaran vehículos; pueden realizar la recepción de pacientes en los centros de salud para un primer chequeo de síntomas; o también pueden colaborar con los médicos y enfermeros en la atención de los pacientes.

Una pandemia es un momento extraordinario, como lo es una guerra. Y frente a una situación extraordinaria, necesitamos herramientas extraordinarias.

En el mundo, el Coronavirus desbordó todos los sistemas de salud, y demostró, en todos los países, que los médicos y enfermeros no alcanzan a atender los picos de demanda.

Es por eso que estamos proponiendo este voluntariado, para nutrir al sistema de salud frente a la emergencia y reforzar el trabajo de médicos y enfermeros.

Por todo lo expuesto, Señora Presidente, solicito la aprobación del presente proyecto de ley.

 

Chilecito L.R.

Radio On Line

Publicidad