Domingo, Diciembre 16, 2018
   
Text Size

In order to view this object you need Flash Player 9+ support!

Get Adobe Flash player

Powered by RS Web Solutions

ELISA CARRIO PEDIRA JUICIO POLITICO AL TRIBUNAL QUE ABSOLVIO A CARLOS MENEM

Lo hará ante el Consejo de la Magistratura. La diputada vincula a un camarista con el ministro Germán Garavano. Un hijo del juez es funcionario del área de Justicia.

La Coalición Cívica pedirá el juicio político a los tres jueces de Casación que en polémica sentencia absolvieron a Carlos Menem por prescripción, en la causa en la que fue condenado por contrabando de armas a Croacia y Ecuador.

“Vamos a avanzar con el juicio político a los tres jueces por este fallo, es claro que la prescripción en este caso estaba interrumpida”, indicó López, que venía de conversar telefónicamente con Carrió del tema.

La CC reconfirmó que irá por el juicio político del ministro de Justicia, Germán Garavano. De los tres jueces de Casación le apuntan en especial a Carlos Mahiques, que llegó a Casación de la mano del Gobierno, tras haber sido juez de la Cámara de Casación porteña y ministro de Justicia de María Eugenia Vidal en la Provincia. Los otros dos son Liliana Catucci y Eduardo Righi.

“Es muy sugerente que Mahiques también firmó el fallo, no es nada bueno y lo tendrá que explicar”, sostuvo el diputado López. Recordó que un hijo del juez, Juan Bautista Mahiques, es funcionario de Garavano -es subsecretario de Relaciones con el Poder Judicial, y representante del Gobierno ante el Consejo de la Magistratura.

La política y la justicia impidieron una condena en plazos cortos. Hoy la misma política y la misma justicia impidieron el cumplimiento de la condena. Usan argumentos garantistas incompatibles con lo normado por el artículo 36 de la Constitución Nacional.

La política y la justicia impidieron una condena en plazos cortos. Hoy la misma política y la misma justicia impidieron el cumplimiento de la condena. Usan argumentos garantistas incompatibles con lo normado por el artículo 36 de la Constitución Nacional.

Carrió había arremetido ayer contra Garavano porque interpretó que sus declaraciones de que “no es bueno para un país” que un ex presidente esté detenido o se pida su detención, anticipaban la impunidad de Menem -vía el fallo conocido hoy- y también de Cristina Kirchner, ante el pedido de desafuero en la causa de los cuadernos de las coimas.

“Estos dichos de Garavano son una vergüenza para la República y la división de poderes. Puede estar emparentado también con la impunidad de Menem en la Cámara de Casación. Si esto es así es pasible de juicio político”, había sostenido Carrió en un tuit.

López evaluó que existe una “connivencia de la política y la Justicia” en el fallo que beneficia a Menem. Indicó que si Casación ratificaba la condena que pesa sobre Menem a 7 años de cárcel, el Senado hubiera tenido que desaforarlo. La “doctrina Menem” al respecto, no escrita sino una invención política para dar respuesta a este asunto, que tiene como vocero al influyente senador Miguel Pichetto, sostiene que para el desafuero de un legislador debe haber “condena firme”, es decir de la Corte Suprema.

Con una condena de Casación hubiera habido “doble conforme”, es decir condena confirmada por dos tribunales como requieren las convenciones internacionales, y una mayor presión sobre el Senado para el desafuero de Menem, paso previo al de Cristina Kirchner sobre la cual no pesan condenas aunque sí varios procesamientos. En la Coalición Cívica entienden que se le dio la prescripción a Menem como una “salida” para tener que evitar la “complicación política” del desafuero y eventualmente la cárcel.

Por su lado, el jefe del interbloque de Cambiemos en Diputados, el radical Mario Negri, afirmó que "estamos en presencia de una condena a la propia Justicia, que compromete su credibilidad". Y se preguntó:"¿quién debe dictaminar, la Justicia o el paso del tiempo durante el cual no se logró una sentencia firme?".

 

Chilecito L.R.

Radio On Line

Publicidad